El amor: sanando nuestra vida afectiva

Cuando recibimos un paciente, sabemos que nos convocará a un nuevo desafío, ya que cada persona es única, como también lo es cada padecimiento. Aunque los motivos de consulta son muy diversos, todos tienen en común la angustia que le provocan al consultante.

El modo de resolver cada caso estará relacionado con las posibilidades y necesidades del paciente en ese momento en particular. Por lo tanto, nuestra primera tarea será buscar las herramientas apropiadas para uno de ellos. Aquí te contaremos uno de los caminos posibles para que puedas encontrar respuestas y mejorar tu calidad de vida.

Leer más